Polilla guatemalteca de la papa (Tecia solanivora). Identificación y control Ampliar
Polilla guatemalteca de la papa (Tecia solanivora). Identificación y control

Disponibilidad:

¡Solo en Internet!

Relación completa de autores: Eugenia Trujillo García; Santiago D. Perera González

Desde su detección en el año 1999, la polilla guatemalteca (Tecia solanivora) afecta a los cultivos de papa principalmente en el norte de Tenerife llegando a producir en algunas campañas pérdidas cercanas al 50% de la producción total. En los últimos años se han detectado focos importantes en el sur de la isla registrándose elevadas capturas y daños en producción.

El adulto es una pequeña mariposa de color marrón con manchas en las alas y de aproximadamente 12 mm de longitud y se mueve durante la noche y especialmente al amanecer. La hembra deposita unos 150-200 huevos en el suelo, principalmente en grietas y cerca de la base de la planta. De los huevos nacen pequeñas larvas o gusanos que se desplazan hasta las papas, de las que se alimenta, produciendo galerías en su superficie. Estas larvas que, al final de su desarrollo presentan un color rosado oscuro, abandonan el tubérculo y forman una pupa o crisálida preferentemente en los primeros 5 cm del suelo. De esta pupa, pasados unos días, saldrá de nuevo el adulto.

A diferencia de la polilla "de siempre" (Phthorimaea operculella) que produce galerías en las hojas y perfora los brotes, la polilla guatemalteca sólo produce daños en las papas, con lo que sus efectos pasan desapercibidos hasta el momento de la cosecha. La polilla guatemalteca produce galerías en la superficie de los tubérculos mientras que en el caso de la polilla "de siempre", las galerías penetran en el interior de la papa y expulsan sus excrementos al exterior.

Acceder al documento "Polilla guatemalteca de la papa (Tecia solanivora). Identificación y control" AQUÍ

  • Identificación y control
    Desde su detección en el año 1999, la polilla guatemalteca (Tecia solanivora) afecta a los cultivos de papa principalmente en el norte de Tenerife llegando a producir en algunas campañas pérdidas cercanas al 50% de la producción total. En los últimos años se han detectado focos importantes en el sur de la isla registrándose elevadas capturas y daños en producción.

» Añadir a favoritos