Poda del granado

Disponibilidad:

150810

Autor: Valdés Quiles, Guillermo

Por, Guillermo Valdés Quiles

17 páginas, julio, 2015

El granado produce sus frutos en las ramas cortas o “spurs” del año anterior y después de fructificar varios años se originan nuevas yemas vegetativas que dan lugar a nuevas ramificaciones que crecen sucesivamente y continúan fructificando.

A medida que el diámetro de la rama va engordando va perdiendo producción por lo que habrá que tener una buena relación entre hojas y madera joven.

Este artículo expone los 3 tipos de podas del granado: de formación, de producción y rejuvenecimiento
El granado es un árbol de ramaje muy disperso; al principio del crecimiento es muy débil, y eso obliga durante el periodo de formación a podar las ramas productivas a unos 30 cm para que no se arqueen por el peso del fruto.

En la producción la poda persigue, 1º) cosechas abundantes, 2º) buen calibre del fruto, 3º) evitar árboles mal iluminados, 4º) evitar rozaduras de frutos entre sí, 5º) facilitar la recolección, 6º) la poda de fructificación será anual con el fin de aclarar ramas para que no haya roce por exceso de ellas y pueda afectar al fruto, ya que la piel es muy sensible a rozaduras, 7º) las heridas se procederá a taparlas con un mastic comercial, para evitar en lo posible la entrada del taladro Zeuzera y 8º) en poda de producción se debería podar levemente en invierno y postergarla a después del cuaje cuando se viera la cosecha futura.

  Ver AQUI las variedades de éxito de Caliplant

Visitar el website de Caliplant

0,00 €

» Añadir a favoritos