El cultivo del nogal - Situación mundial y posibilidades para la Península Ibérica Ampliar
El cultivo del nogal - Situación mundial y posibilidades para la Península Ibérica

Disponibilidad:

Autor: Aletà Soler, Neus

¡Solo en Internet!

Por Neus Aletà y Laia Abelló. Junio, 2020. 26 pp.

El nogal ha sido un fruto apreciado desde la antigüedad por su sabor, pero también muy especialmente por su elevado valor energético y alta capacidad nutritiva. En la actualidad, la nuez forma parte de las dietas saludables y se le reconoce un elevado valor nutracéutico además de nutritivo. Este reconocimiento ha provocado un notable aumento de la demanda/producción a nivel mundial. La superficie de cultivo ha aumentado tanto en zonas donde el cultivo es tradicional como en otras dónde se ha convertido en una alternativa rentable, destacando en este caso Chile que en los últimos 5 años ya se posiciona como el tercer productor a nivel mundial. En España el cultivo frutal es reciente, actualmente existen censadas 14.000 ha (MAPA, 2018) cuya producción no cubre la demanda interna. En la península Ibérica existen zonas aptas para el cultivo del nogal con agua suficiente y suelos filtrantes. Sin embargo, la elección de zonas para instalar plantaciones de nogal, en una especie tan longeva productivamente, debe tener muy presente también el clima cada vez más cambiante a nivel global. Ya se observan algunos efectos sobre el cultivo, así en algún caso la falta de horas frío en algunas de las variedades más importantes.

En los últimos 10 años se han producido grandes avances tecnológicos en el sector, y el agricultor del siglo XXI dispone de una adecuada formación e información técnica a su alcance. El nogal es considerado una especie frutal, pero tiene importantes reminiscencias forestales, con un muy elevado crecimiento vegetativo y poca tendencia florífera. Conocer bien la fisiología productiva de la especie y tener claro su comportamiento vegetativo permitirá alargar la vida productiva de la explotación, logrando una buena iluminación y ventilación que favorecerán la floración y facilitarán la gestión de plagas y enfermedades. Sin embargo, la clave del éxito de una finca de nogales es la correcta gestión de la cosecha y del procesado de la nuez, el producto obtenido debe satisfacer a un consumidor exigente.

Un importante reto de la producción pasa porque el sector afronte el hecho de que el nogal es una especie frutal minoritaria, lo que lleva a agruparse para defender su nicho frente a empresas de fitosanitarios y a la administración. También es necesario no caer en la tendencia a la homogeneización del producto, se planta casi exclusivamente una variedad a nivel español, pero también mundial, la variedad ‘Chandler’. Además, la nuez es un producto percibido como saludable y como tal la producción debe tratar de responder a las expectativas del consumidor que demanda calidad, pero en un marco de producción sostenible medioambientalmente.


Accede al documento "El cultivo del nogal. Situación mundial y posibilidades para la Península Ibérica"

» Añadir a favoritos