Salud y consumo de frutas y hortalizas Ampliar
Salud y consumo de frutas y hortalizas

Disponibilidad:

Autor: Serrano, María

Por María Serrano y Daniel Valero

En los últimos años cada vez son más numerosos los estudios científicos que ponen de manifiesto las propiedades beneficiosas para la salud del consumo de frutas, hortalizas y legumbres. Es decir, las dietas ricas en productos vegetales se han relacionado con una disminución del riesgo de padecer enfermedades degenerativas, como enfermedades cardiovasculares, Alzheimer, varios tipos de cáncer, diabetes, etc.

Estas enfermedades son acentuadas por los radicales libres, que son generados en las células en procesos metabólicos normales e inducidos por factores ambientales y que son perjudiciales para la salud cuando los mecanismos normales de eliminación no son suficientes. En este sentido, los compuestos antioxidantes presentes en los productos vegetales, entre los que se incluyen las vitaminas C y E, los compuestos fenólicos, las antocianinas, y los carotenoides, fundamentalmente, pueden contribuir a la eliminación de los radicales libres y evitar procesos oxidativos en las células, con el consiguiente efecto beneficioso para la salud.

En la introducción de este artículo se explica que un alimento se denomina funcional cuando, más allá de su valor nutricional, posee un efecto beneficioso sobre una o más funciones del organismo humano, de forma que es relevante para mejorar la salud humana o la calidad de vida, o para reducir el riesgo de padecer enfermedades. Así, un alimento se puede convertir en funcional cuando se le adiciona uno o más componentes, cuando se concentra uno o más de sus componentes, cuando se modifica la biodisponibilidad de uno o más de sus componentes o cuando se elimina uno o más de sus componentes, que se consideran perjudiciales.

Actualmente son muchos los productos alimenticios con la denominación de funcional que se encuentran en el mercado, como leches enriquecidas en calcio, vitaminas o fibra, galletas sin gluten o enriquecidas en fibra, productos cárnicos bajos en grasa, yogures con compuestos que reducen el colesterol, etc. Sin embargo, los frutos y hortalizas son alimentos funcionales en sí mismos.

El artículo contempla los siguientes aspectos; el estrés oxidativo y enfermedad, los beneficios de los fenoles, de las antocianionas, los carotenoides, el ácido Ascórbico o Vitamina C y las recomendaciones “5 al Día” con breves conclusiones de los autores

0,00 €

» Añadir a favoritos